¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

En Corredordemontaña.com usamos cookies

Corredordemontaña.com utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra.

Existen una gran cantidad de guías en las que se explica lo que son las cookies, y para qué se utilizan. Pro nuestra parte, les explicaremos cómo afectan estas cookies a la página web de Corredordemontaña.com, pero en el caso de que necesite más información al respecto, eche un vistazo a estas páginas:

¿Cómo utiliza Corredordemontaña.com las cookies?

Corredordemontaña.com tan solo utilizará las cookies que Usted nos deje utilizar. Podrá controlar sus cookies a través de su navegador. Podrá encontrar más información al respecto más adelante. Hemos utilizado algunas de las guías existentes para clasificar las cookies que usamos en varios grupos:

  1. Cookies de Rendimiento

  2. Cookies Funcionales

  3. Cookies de Marketing

A continuación encontrará más información sobre cada uno de estos tipos de cookies.

1. Cookies de Rendimiento

Se trata de cookies que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visita o si se produce algún error) y que también ayudan a Corredordemontaña.com a la localización y solución de problemas del sitio web. Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que Usted navegue por el sitio

  • Que Corredordemontaña.com recompile información sobre cómo utiliza Usted la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

2. Cookies Funcionales

Nuestro propósito con estas cookies no es otro que mejorar la experiencia de los usuarios de Corredordemontaña.com. Podrá rechazar en cualquier momento el uso de dichas cookies. Corredordemontaña.com utiliza estas cookies para recordar ciertos parámetros de configuración o para proporcionar ciertos servicios o mensajes que pueden llegar a mejorar su experiencia en nuestro sitio. Por ejemplo, recuerdan el país o el idioma que ha seleccionado al visitar las páginas, y no se utilizan con fines de marketing.

Dichas cookies permitirán:

  • Recordar sus datos de inicio de sesión como cliente al volver a la página

Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

3. Cookies de Marketing

Dichas cookies son gestionadas por terceros, con lo que podrá utilizar las herramientas de éstos para restringir el uso de estas cookies. Algunas de las cookies se utilizan para enlazar a otras páginas web que proporcionan ciertos servicios a Corredordemontaña.com, como puede ser el caso de Facebook, Twitter o Google. Algunas de estas cookies modificarán los anuncios de otras webs para adaptarlos a sus preferencias.

Estas cookies permitirán:

  • Enlazar con redes sociales

  • Pasar información sobre su visita a la página de Corredordemontaña.com para adaptar anuncios en otras páginas.

Además de aceptar o rechazar el uso de ciertas cookies a través de la página web de Corredordemontaña.com, también podrá gestionarlas haciendo uso de la configuración de su navegador.

Aquí tiene una fuente de información sobre cómo llevar a cabo dicho proceso: http://www.allaboutcookies.org/manage-cookies/

Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de sus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en su ordenador y podrá borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de su navegador.

Periostitis tibial crónica

Sábado, 26 de Mayo de 2012 00:00 || Escrito por Redacción CdM

Periostitis tibial crónica

 

Nombre: Sergio Barrio Balust

Título Consulta: Periostitis tibial crónica

Consulta: Soy corredor de montaña, y desde hace 4 años, llevo arrastrando una lesión de periostitis tibial en ambas piernas. He probado de todo, cuando digo de todo es desde: reposo, hielo, antiinflamatorios, estudio de pisada, plantillas correctoras y evidentemente unas cuantas zapatillas controladoras de la pronación. En todo este tiempo, no he dejado de sentir dolor en mayor o menor intensidad, pero he seguido corriendo porque no quiero renunciar a hacer algo que me apasiona a pesar de que me limita bastante. Ya sé que para esto no hay milagros pero me gustaría algún tipo de asesoramiento, como algún estiramiento determinado para mitigar el dolor. Gracias de antemano.


Respuesta:

Hola Sergio,

ante la consulta que nos planteas, puedo constatarte que podríamos estar hablando de una periostitis crónica. Digo esto porque es evidente que esta es una lesión que llevas arrastrando mucho tiempo (demasiado diría yo), además de llevar a cabo las medidas que se suelen recomendar para prevenir la periostitis, sin sentir un ápice de mejora.

Como su propio nombre indica, la periostitis es la inflamación del periostio, una membrana de tejido conectivo, que cubre al hueso, en este caso a la tibia. Esta inflamación puede suceder por la aplicación de fuerzas por parte de los músculos cuyo recorrido o inserción están en la tibia.

Cuando hablamos de una lesión cronificada, el tratamiento se enfocará principalmente a mitigar el dolor y evitar empeoramiento de la lesión, así como evitar la aparición de otra lesión a consecuencia de realizar compensaciones que nuestras articulaciones hacer de forma inconsciente.

Periostitis_hielo_f_correfacil_3_Copiar

La aplicación de hielo puede ser una de las mejores medidas ante la periostitis, una lesión muy frecuente entre los corredores

En tu caso, el hielo será uno de tus mejores aliados, aplicándolo después de cada sesión y con el fin de atacar la inflamación que aparecerá cada vez que das un poco de tensión a los músculos tibiales.

Otro de los recursos que debes utilizar muchísimo, son los estiramientos de todos los músculos de la pierna (cuadríceps, isquios, glúteos, gemelos, soleo, tibiales,  y peroneos) con especial atención a los músculos de la pantorrilla. En este sentido, te sugiero que realices estiramientos progresivos, empezando con 15 segundos con poca tensión, y aumentando tensión cada 10 segundos, hasta llegar a tu máximo.

Dado que se trata de una lesión crónica, también sería interesante te interesa mejorar tu propiocepción, con el objetivo de saber controlar las molestias a partir del control de todas tus articulaciones. Se trata de realizar diversos ejercicios propioceptivos, tales como pisar en diferentes superficies, realizar equilibrios en superficies inestables o refuerzos de la musculatura de manera equilibrada…

Sobre el tema que te comento de los estiramientos y de la mejora de la propiocepción, te recomiendo que sea tu fisioterapeuta quien te paute los ejercicios más adecuados para ti, y que vayas “de su mano” en este proceso de mejora.

Por último, algo que creo importante: No debes olvidar que el umbral del dolor sube a medida que este persiste o  como en tu caso, convives con él durante años. La baja percepción del dolor (en tu caso) no quiere decir que la lesión mejore a pasos agigantados, sino que simplemente que simplemente nuestro cuerpo se ha acostumbrado a este nivel de dolor. Por lo tanto, no sólo debes de utilizar el dolor como único síntoma informativo del estado de tu lesión. Esta es otra cuestión para que refuerces con tu fisio de confianza.

Mucha suerte y muchos ánimos.

 

Susana_Sevillano_1

Susana Sevillano Arévalo - Fisioterapeuta y Colaborador de CdM

Imágenes: blog.timpik.com/deportuvida.blog/correfacil

 

 

Deja tu comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.

Real Time Analytics