¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

En Corredordemontaña.com usamos cookies

Corredordemontaña.com utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra.

Existen una gran cantidad de guías en las que se explica lo que son las cookies, y para qué se utilizan. Pro nuestra parte, les explicaremos cómo afectan estas cookies a la página web de Corredordemontaña.com, pero en el caso de que necesite más información al respecto, eche un vistazo a estas páginas:

¿Cómo utiliza Corredordemontaña.com las cookies?

Corredordemontaña.com tan solo utilizará las cookies que Usted nos deje utilizar. Podrá controlar sus cookies a través de su navegador. Podrá encontrar más información al respecto más adelante. Hemos utilizado algunas de las guías existentes para clasificar las cookies que usamos en varios grupos:

  1. Cookies de Rendimiento

  2. Cookies Funcionales

  3. Cookies de Marketing

A continuación encontrará más información sobre cada uno de estos tipos de cookies.

1. Cookies de Rendimiento

Se trata de cookies que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visita o si se produce algún error) y que también ayudan a Corredordemontaña.com a la localización y solución de problemas del sitio web. Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que Usted navegue por el sitio

  • Que Corredordemontaña.com recompile información sobre cómo utiliza Usted la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

2. Cookies Funcionales

Nuestro propósito con estas cookies no es otro que mejorar la experiencia de los usuarios de Corredordemontaña.com. Podrá rechazar en cualquier momento el uso de dichas cookies. Corredordemontaña.com utiliza estas cookies para recordar ciertos parámetros de configuración o para proporcionar ciertos servicios o mensajes que pueden llegar a mejorar su experiencia en nuestro sitio. Por ejemplo, recuerdan el país o el idioma que ha seleccionado al visitar las páginas, y no se utilizan con fines de marketing.

Dichas cookies permitirán:

  • Recordar sus datos de inicio de sesión como cliente al volver a la página

Estas cookies no recogerán ninguna información sobre Usted que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de sus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.

3. Cookies de Marketing

Dichas cookies son gestionadas por terceros, con lo que podrá utilizar las herramientas de éstos para restringir el uso de estas cookies. Algunas de las cookies se utilizan para enlazar a otras páginas web que proporcionan ciertos servicios a Corredordemontaña.com, como puede ser el caso de Facebook, Twitter o Google. Algunas de estas cookies modificarán los anuncios de otras webs para adaptarlos a sus preferencias.

Estas cookies permitirán:

  • Enlazar con redes sociales

  • Pasar información sobre su visita a la página de Corredordemontaña.com para adaptar anuncios en otras páginas.

Además de aceptar o rechazar el uso de ciertas cookies a través de la página web de Corredordemontaña.com, también podrá gestionarlas haciendo uso de la configuración de su navegador.

Aquí tiene una fuente de información sobre cómo llevar a cabo dicho proceso: http://www.allaboutcookies.org/manage-cookies/

Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de sus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en su ordenador y podrá borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de su navegador.

Sistema digestivo y carrera por montaña por Daniel Brotons

Martes, 18 de Junio de 2013 23:11 || Escrito por Dr. Daniel Brotons

Dr.Daniel Brotons ante una prueba de esfuerzo de Kilian Jornet (Foto: Summits of my Life/Kilian Jornet)

 

El Doctor Brotons nos habla de los problemas gastrointestinales que genera la carrera por montaña

Las alteraciones del aparato digestivo, en ocasiones, las hemos de ver como un mecanismo de alarma que puede llegar a condicionar nuestro rendimiento deportivo.

Nauseas, vómitos, acidez, flatulencias, dolor abdominal, diarrea, y otras muchas manifestaciones pueden ser expresión del propio estrés del entrenamiento o competición, así como de una alimentación inadecuada. Hemos de pensar que el tubo digestivo está “maltratado” por el deporte, ya que la actividad deportiva requiere una redistribución del flujo sanguíneo para mantener bien oxigenado los órganos vitales, y aumentar el aporte de oxígeno a los músculos. Para esto, disminuye la vascularización propia del tubo digestivo, provocando lo que consideramos una isquemia intestinal transitoria.

El sistema digestivo está constituido por un largo tubo que va desde la boca hasta el ano y que sirve para procesar los alimentos y los líquidos. Desde la ingestión de sólidos y líquidos, hasta la absorción y el equilibrio electrolíticos y, finalmente, la producción y excreción de residuos, el tubo digestivo efectúa unas funciones vitales.

De la boca, y después de realizar un correcto proceso de masticación y salivación, los alimentos pasaran al estómago, a través del esófago. En el interior del estómago, el ácido clorhídrico y enzimas como la pepsina y la lipasa gástrica, actúan para degradar los alimentos, principalmente las proteínas, para su posterior absorción intestinal. Los alimentos grasos pueden suprimir la secreción de jugo gástrico. Posteriormente y en un tiempo adecuado, se procede al vaciado gástrico, pasando todos los alimentos al intestino delgado, órgano que actúa como responsable de completar la degradación digestiva con enzimas producidos por el páncreas y el hígado. En éste hay un órgano sacciforme, la vesícula biliar, que libera bilis al duodeno para contribuir a la absorción de las grasas. Los nutrientes se absorben a través de todo el intestino delgado y sus múltiples pliegues.18.06.2013 molestia_jordi aubeso_f_monrasinCorrer por montaña y durante muchas horas, implica someter a nuestro estómago a mucho estrés

Los residuos restantes, pasarán al colon, donde se formará la materia fecal, que eliminara a través del ano. El colón se caracteriza por la extensa población de bacterias que contribuyen a la descomposición alimentaria.

Cada uno de estos pasos puede comportar alteraciones que nos condicionaran la actividad deportiva. Desde una mala masticación, un exceso o defecto de ácido clorhídrico por el estomago, una vaciado estomacal lento, síndromes de mala absorción intestinal, alteración de la flora bacteriana, etc…

La práctica deportiva exige un incremento de los requerimientos nutricionales, pero siempre hemos de seguir de forma escrupulosa las pautas de una dieta variada y equilibrada, si bien hemos de minimizar el incremento de grasas y azúcares refinados, que pueden dar lugar a trastornos intestinales.

Otro tema importante que pude generar trastornos intestinales, desde digestiones excesivamente lentas a dolores abdominales y diarreas, son las intolerancias y alergias alimentarias. Hay alimentos que clínicamente se manifiestan con reacciones alérgicas, pero otros no necesariamente producen dicha reacción pero son motivo de trastornos. Sabemos de la intolerancia a la lactosa, o al gluten, que condiciona nuestra dieta, pero pueden haber otros alimentos básicos de nuestra dieta que generan alteraciones sub clínicas, y condicionan  nuestra buena salud digestiva. Son alimentos alérgenos muy comunes, el Maíz, Trigo, Lácteos, Huevos, el tomate, los frutos secos entre otros.

Otro tema a destacar son las pautas nutricionales de los avituallamientos en carreras largas, que nos provocan trastornos durante la actividad deportiva. Tal como comentan muchos autores, interesan las bebidas glucosadas, pero hemos de tener en cuenta que en concentraciones superiores al 10% pueden causar una retención de grandes cantidades de líquidos en el estómago, lo cual puede producir malestar abdominal durante el ejercicio. Podemos proveer glucosa también con geles, si bien hemos de conocer nuestra tolerancia a los mismos, para evitar trastornos digestivos imprevistos. Por otra parte, el sudor es hipotónico, es decir que eliminamos mas liquido que minerales, por lo que hemos de ser precavidos en la ingesta de sodio, necesaria en los esfuerzos de larga duración. Insistimos en la hidratación continua, para evitar una deshidratación correspondiente a una pérdida de peso corporal que supere al 1%-2% y una elevación de la temperatura corporal que inhibe la sensación de hambre, que nos pudiera condicionar la ingesta en avituallamientos de pruebas largas.

18.06.2013 yogurt_f_vidasana.comLos probióticos presentes en el yogurt son de vital importancia para la salud del estómago del CdMEstá claro que la prevención de cualquier trastorno intestinal que aflora con el ejercicio, se basa en respetar mucho el aparato digestivo, llevando horarios estables, evitando comidas con exceso de grasas, siendo consciente de la importancia de la ingesta de fibra, igualmente que no falten probióticos en nuestra dieta (bacterias beneficiosas para el cuerpo, se hallan por ejemplo en los yogures) así como hidratándose correctamente.

Así pues, ante cualquier tipo de clínica digestiva, desde las flatulencias hasta los dolores cólicos o diarreas, que aflora con la actividad deportiva, es muy importante acudir al médico deportivo para realizar una buena historia clínico-deportiva, y de forma consensuada con el especialista en cuestión (digestólogo) realizar las pruebas médicas necesarias, y con toda la información clínica y con ayuda del dietista, realizar unas pautas nutricionales adaptadas. También puede suceder, que toda la problemática surja de no saber bien gestionar el estrés antes o durante la competición, y si es así buscaremos ayuda del psicólogo deportivo para que nos marque las estrategias más correctas de actuación.         

Dr. Daniel Brotons - Doctor en medicina y Especialista en Medicina deportiva

18.06.13 Dr Brotons

 

 

Deja tu comentario

Por favor autentifícate para dejar un comentario.

Real Time Analytics